liga 03

jorge ambrosi

adición sustracción

NO DEBE EDIFICARSE NADA QUE NO ESTÉ CLARAMENTE CONSTRUIDO

Mies declara que la idea de una edificación esencial surgió ante la obra de Hendrik P. Berlage y sostiene que, quien ejerce el oficio de arquitecto, debe asumirla como fundamental; ya que, si bien hablar de construcción es fácil, no lo es apegarse a sus principios fundamentales. Edificación como constructo intelectual que fundamenta la expresión primigenia de toda arquitectura en su materialidad y establece una cuidadosa distancia con la arbitraria imaginación de una forma arquitectónica. Entonces, construcción, estructura, arquitectura edificada; el arte de construir y la construcción como un arte. La construcción como acción primordial que carga de fuerza y sentido el oficio del arquitecto. La obra de Jorge Ambrosi ancla su expresividad en una meditada edificación donde la estructura y los materiales, elegidos con rigor, interactúan dotándola de una equilibrada presencia tectónica. Sus ámbitos habitables nos hablan con sus procesos de construcción explícitos, que los cargan de resonancias al dejar en ellos la imprenta de un tallado virtual mediante el cual han sido recabados al interior del sólido tectónico que los contiene. Concretos de evocadoras matrices lígneas, albañilerías de aparejos vistos, aplanados blancos, canteras, mármoles, maderas de recias vetas en contraste con las transparencias de las superficies vítreas o líquidas que las acompañan y llenan de resonancias espacios que nos invitan a permanecer arropados en su luz, penumbras, sombras y múltiples reflejos conjugados en atmósferas serenas, íntimas. Todo ello sin olvidar la contundencia de estas edificaciones en su lugar de ubicación como cuerpos tectónicos esenciales que subrayan con su materialidad densa, aún en su condición vítrea o lígnea, la atmósfera cambiante en la que, imperturbables, contemplan el paso del tiempo. Pongamos un reto al arquitecto y a nuestra imaginación, preguntemos cómo el tiempo transcurrirá en ellos, cómo envejecerán estos constructos grávidos dado el peso específico de sus concretos, vidrios, pórfidos, pulidos metales y macizas maderas.

[1] Entrevista a Mies van der Rohe por Peter Carter, 1916.

Arquitecto Humberto Ricalde, Profesor del Taller Max Cetto en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de México (UNAM)