INTERLUDIO 05

LIGA TOMO Y MUSEO EL ECO

CADÁVER EXQUISITO

CADÁVER EXQUISITO | 23 DE JUNIO 2012

LIGA, Tomo y el Museo El Eco organizaron una tarde en el que arquitectos (y artistas) reconocidos compartieron el papel con colegas más jovenes a través de unos cadaveres exquisitos. Participaron (fisicamente o en papel): Jose Castillo y Saidee Springall (Arq 911), Teddy Cruz, Miquel Adria, Enrique Jezik, Tania Kandiani, Franscisco Pardo (AT103), Salvador Arroyo (TEN), Alejandro Rivadeneyra, Tatiana Bilbao, Jorge Ambrosi, Esteban Suarez (BNKR), Juan Pablo Maza (FRENTE), Eric Meyenberg, Alejandro Hernandez, Wonne Ickx, Abel Perles, Victor Jaime y Carlos Bedoya (PRODUCTORA), Surella Segu y Armando Hashimoto (EL CIELO), Arturo Ortiz, Lucio Muniain, Jorge Munguia, Andrea Griborio, Ivan Hernandez (LUDENS) y muchos más …

Parece inaudito que dos palabras de tan diferente genealogía puedan ir unidas. Se trata, no obstante, de un juego inventado en 1925 por los surrealistas Yves Tanguy y Jacques Prevert: cadavre exquis quedaría definido en el Dictionnaire Abregé du Surréalisme como “un juego con papel plegado que consiste en componer una frase o dibujo por diferentes personas, sin que ninguna de ellas conozca plenamente la participación de los demás”. Los surrealistas tomaron el cuerpo como base, para después distorsionarlo de forma intuitiva a través del dibujo. Al final se consigue una obra conjunta donde el autor desaparece y el resultado cobra valor en sí mismo.

La práctica de este dibujo colectivo se ha extendido desde entonces para conformar toda suerte de ejercicios lúdicos, como el que ahora LIGA propone para su participación en las tardeadas de El Eco. Trasmutando la imagen del cuerpo a la sintaxis de un edificio, el placer del cadáver exquisito vuelve a reformular la idea creativa del dibujo arquitectónico. Así se configura un retrato colectivo donde no hay autor, sino la unión imaginativa de varios participantes, sin que haya entre ellos ninguna valoración previa más que el propio acto de participar, jugar y crear.

Para tener un punto de partida, algunos arquitectos mexicanos se han prestado para comenzar este cadáver exquisito, iniciando la morfología de una construcción. El participante dibujará el siguiente estadio de esta bizarra estructura, para doblarla después, escondiendo parcialmente el trabajo realizado. El siguiente jugador solo tendrá la oportunidad de ver parte del dibujo como fuente de inspiración. La idea es que cada uno dibuje lo que quiera, sin atender a ninguna ley constructiva o haciendo hincapié en ella, con conocimiento previo del diseño o bajo las directrices de un dibujo completamente libre y moldeable.