INTERLUDIO 27

INTERLUDIOS DE ESTUDIO

MELANIE SMITH

¿Cómo influencia el espacio arquitectónico a la producción artística y viceversa? Ésta es la pregunta que se pretende indagar a través de una serie de visitas a casas y estudios de artistas relevantes en el entorno mexicano. Son objeto de esta investigación las conexiones que se producen entre un contexto espacial y sensorial —visual, sonoro, material— y la obra que se concibe o se realiza en él. Se profundizará en la discusión a lo largo de varios meses, al adentrarnos en la atmósfera de creación de ciertos autores clave. Cada evento se configura literalmente in situ con un carácter específico que deriva de la personalidad del espacio que se visita y de la persona que lo habita.
Así, este ciclo conecta conceptualmente los tradicionales viajes de estudio de los arquitectos modernos a obras emblemáticas de la antigüedad con la actual práctica de los studio visits.

El pasado jueves 28 de abril tuvo lugar la tercera visita del ciclo Interludios de Estudio en el Estudio Melanie Smith, en la colonia de San Pedro de los Pinos.

Melanie Smith

Poole, Reino Unido, 1965

Un estudio produce cierta fascinación si no eres artista pero, si eres artista, es un lugar complicado a la vez que muy tuyo. Se trata de un lugar de exploración material donde al mismo tiempo, lo manual está desapareciendo. Mi estudio está en la colonia San Pedro de los Pinos desde 2007. Es una casa de los cincuentas que compré de una señora grande, la única otra dueña del lugar. Ya somos dos mujeres. Antes tenía un jardín pequeño en la parte de atrás pero en 2010 lo remodelé para hacer un estudio para pintar o proyectar video. Trabajo con asistentes pero la mejor hora es cuando se van en la tarde y me quedo sola con los proyectos del día. Es la hora en que realmente empiezo a pensar.

10 reflexiones sobre el espacio del estudio:

-El orden de las cosas es importante aunque ese orden sea un tiradero de papeles o materia de la cual algo emerge. Es impredecible dónde o cuándo las cosas útiles o inútiles aparecen en el espacio.

– No concientizar el estudio para otros. No hay reglas, el espacio cambia según el proyecto.

– Música sí. Música no. Según el día. Spotify es lo mejor.

-El patio con el pochote es un lugar importante pues las plantas son vitales para mí. Este patio rompe la continuidad entre el espacio de producción pictórica y el de video en la parte de arriba de la casa. Esta transición permite tener las prácticas separadas y me desconecta. El subir y bajar transporta la cabeza.

-Un sofá es importante. Cada vez paso más tiempo delante de la pantalla. No puedes estar de pie o en una silla durante todo el día. El sofá es como el diván del psicólogo para mí. Para pensar, para tomar la siesta.

-Los vidrios de los años ‘50 fascinan a los alemanes que vienen al estudio, son una división delgada con la calle.

-Descolgar el teléfono.

-Cocina —lugar de plática— nada que ver con arte.

-Cerrar la puerta en la tarde. En el trayecto a la casa el día desaparece.

-Lo mejor del estudio y quizás lo más importante es la luz.Bio

Bio

Melanie Smith nació en 1965 en Reino Unido y estudió artes visuales en Reading University. Desde 1989 vive en la Ciudad de México. Éste hecho ha tenido una influencia decisiva en el desarrollo de su obra que se ha caracterizado por la relectura de las categorías formales y estéticas de las vanguardias y movimientos post-vanguardistas. Smith transita entre medios utilizando instalación, fotografía, cine/video y pintura. Su trabajo actual se vincula con una visión crítica de la modernidad, las relaciones entre precariedad, la vida y las formas de violencia de la sociedad industrial contemporánea.